La Ruta Maya 2021 pretende visitar pueblos originarios de 13 países de México a Bolivia, concretamente desde el Templo Mayor de Tenochtitlan hasta el Templo de Kalasasaya, donde debe poner punto final a su andadura el 21/09/2021. A su turno, la Ruta Inka 2021 que viene a su encuentro, desde Asunción, se dirigirá en primera instancia a las impresionantes cataratas de Iguazú que Paraguay comparte con Brasil y Argentina, para luego enrumbarse en busca de los pueblos guaraníes y tiahuanacotas, con el objetivo de culminar su aventura junto a expedicionarios que vienen desde el norte y así complementar esta operación de hermandad que involucrará a por lo menos 16 países de América Latina.

Es muy probable que algunos gobiernos no le den la menor importancia a nuestra Embajada de Paz y Buena Voluntad que busca hermanar a nuestros pueblos, fortalecer nuestra identidad cultural y promover lazos de cooperación de nuestros hermanos ancestrales, con estudiantes de excelencia procedentes de países amigos. Después de todo, sabemos que aun cuando nuestros países se aprestan a celebrar el bicentenario de nuestra independencia, nuestros pueblos indígenas todavía padecen altos grados de exclusión, marginación, miseria y analfabetismo, a pesar de que su cultura es vasta, rica y de una enorme tradición histórica.

Es por ello que los organizadores han solicitado a la Premio Nobel de La Paz 1992 Rigoberta Menchú, para que en su condición de auspiciadora tanto de la Ruta Inka como de la Ruta Maya, interponga sus buenos oficios ante las Naciones Unidas, para que la convocatoria de estas expediciones tengan la suficiente difusión internacional, así como sus actividades se desarrollen con el acompañamiento y la participación de Voluntarios de la ONU, para que visitantes y visitados alcancen los objetivos de forjar una fructífera amistad para toda la vida. Ver más