La Ruta Inka nació el año 2000 como un grito de la inteligencia de numerosos pueblos del Valle Sagrado de los Incas, pero aún así, no tuvo el respaldo del Gobierno Regional del Cusco a lo largo de los últimos 15 años, lo que se tradujo en diversos contratiempos en su desarrollo en la capital del antiguo Tahuantinsuyo. Pero todo parece indicar que en los nuevos tiempos bajo la presidencia del Ing. Edwin Licona, la suerte de Ruta Inka cambiará, luego de que funcionarios cercanos al Primer Mandatario cusqueño, expresaran un gran aprecio por este programa, ofreciendo interceder ante las más altas instancias, para que reciba el apoyo que merece esta Embajada Cultural. El buen criterio de los funcionarios del Poder Ejecutivo, también ya están compartiendo diversos representantes de su Consejo Regional. En efecto, los Consejeros Regionales Jaime Gamarra, Alex Curi y Kely Farfán, adelantaron que ha decidido preparar un proyecto de Acuerdo Regional, para proponer que el Pleno del Consejo Regional reconozca la Ruta Inka como un programa de Interés Regional en el Cusco. “Les pedimos tenernos informados del avance de vuestras gestiones, para contribuir a la exitosa ejecución de las próximas expediciones, porque la Capital Histórica del Perú no puede permanecer ajena a este esfuerzo con vocación universal”, apostillaron los mencionados representantes del órgano normativo y fiscalizador del Gobierno Regional del Cusco. Ver más

Leave a Reply