Su nombre original es Villa San Francisco de Asís de Maras. Un  lugar mágico con una inmensa riqueza cultural, histórica y arqueológica, que prospera bajo el empuje de la fuerza de sus agricultores y de la explotación de su impresionante salinera que la ha convertido en la capital mundial de la sal ecológica. Sin embargo, su principal  atractivo es el conjunto arqueológico de Moray, un verdadero laboratorio agrícola de origen preinka, con diferentes niveles de andenes para la creación de una diversidad de microclimas que permiten el cultivo de alrededor 250 especies vegetales. Su actual burgomaestre, Miguel Abal Anchari, cursó una comunicación oficial a la Municipalidad de Tecpán Guatemala, para la suscripción de un convenio de hermanamiento entre ambos pueblos.

Como se sabe, Tecpán fue la primera capital de Guatemala, que antes era la ciudad de Iximché, capital del reino kaqchikel en el Posclásico Tardío. Alberga en su jurisdicción templos piramidales, palacios y dos campos de juego de pelota mesoamericano. Este pueblo de gran estirpe maya, fue el que acogió y fortaleció a la Embajada Cultural Ruta Inka, cuando en el año 2017 llegó a establecerse en Mesoamérica, para institucionalizar el programa de encuentro intercultural Ruta Maya y ponerla al servicio de la difusión de la inmensa herencia cultural de esta parte del continente americano.

Rubén La Torre Valenzuela, Embajador Honorario de Iximché y Tecpán Guatemala ante América Latina, hizo saber que el hermanamiento de estos pueblos milenarios se llevará como parte de los programas a cumplirse en el marco de la Ruta Maya 2023 – En busca de nuestros orígenes, expedición continental que entre el 21/06/2023 y el 21/09/2023, abrazará las principales culturas ancestrales de nuestra patria latinoamericana desde México hasta Chile y Bolivia. Ver más