inca trail

La historia de nuestros pueblos ancestrales, nos ha llegado bajo la forma de relatos orales, mitos y leyendas. De acuerdo a esas fuentes, a mediados del siglo XIV, los Incas apenas eran un cacicazgo del tamaño de lo que es ahora el Cusco, hasta que un día, Asto Huaraca decidió acabar con ellos. Para el efecto, junto a otros generales, avanzó hacia el Cusco al mando de 40,000 guerreros, frente a lo cual, el Inca Huiracocha, huyó hacia el Valle Sagrado con toda su corte y su hijo heredero, Inca Urco. No obstante, el séptimo hijo de Huiracocha, Cusi Yupanqui, decidió quedarse para defender sus dominios y el enfrentamiento decisivo tuvo lugar en Ichupampa, que pasó a llamarse Yawarpampa (Campo de sangre). Se dice que cuando la suerte estaba echada para las huestes incas, Cusi Yupanqui clamó ayuda al Dios Sol, pidiendo que no perezcan sus hijos, y entonces las rocas se transformaron en “Pururaucas” (feroces guerreros), que derrotaron a los Chancas. Luego de esta victoria decisiva, Cusi Yupanqui pasó a llamarse Pachacutec (ordenador del mundo), y adquirió la fama de invencible, le que permitió trasformar su pequeño señorío en un gran imperio: el Tahuantinsuyo. Una versión con mayor rigor académico, lo recibirán de parte de catedráticos de la comunidad universitaria de Apurimac, así lo aseguró el Vicegobernador de Apurimac, Alejandro Huaraca.