Se trata del cantautor argentino que llegó a la Ruta Inka 2007 – Por las huellas de Manco Cápac, con una guitarra y una propuesta musical: La canción de la hermandad. Desde Tiahuanaco hasta Machu Picchu, esta creación fue coreada por los 120 aventureros de aquella expedición que siguió las sendas del Qhapaq Ñan (red vial inka) en Bolivia, Chile y Perú. El año siguiente Benítez tuvo que concurrir al Festival de Viña del Mar 2008 para representar su país con esta canción que luego le abrió las puertas de otros certámenes internacionales. Como expresión de gratitud a nuestra Embajada Cultural y a los pueblos que lo acogieron, Ariel compuso más temas alusivos a nuestras andaduras.  Algunos años después volvió a la Ruta Inka 2015 – Celebrando la resurrección del Qhapaq Ñan, aquella vez acudió con toda su orquesta por el apoyo del gobierno de su país, que patrocinó sus andanzas inkas.  Para incursionar en el Mayab, recibió el patrocinio de Perú El Dorado Souvenirs (una pequeña empresa localizada en el Aeropuerto Internacional de El Salvador), lo que le permitió poner a disposición de nuestra Ruta Maya 2019, otra composición inspirada en nuestras aventuras a la que denominó la Patria del Sol, por cuya interpretación fue aclamado en diversos escenarios de Honduras, El Salvador, Guatemala y México, culminando su actuación, en la Sala Maya Max del gran Museo del Mundo Maya. Fue allí, que luego de ver el contundente respaldo mexicano para la “Ruta Maya 2021 – En busca de nuestros orígenes”, que decidió incorporarse de una vez, en el equipo organizador e iniciar una gira internacional para promocionar esta travesía épica, junto al Presidente de la Embajada Ruta Inka. Ver más