La isla de Amantaní se encuentra en el lago Titicaca, que tiene una forma casi circular y vive de lo que cultiva. Los habitantes pertenecen a ocho familias que cada una de ellas lleva un color de falda y ropa distintos que las identifica. Si bien sus casas no poseen electricidad, ni gas, ni agua corriente y el alumbrado es con velas, sin embargo, el encanto y cariño de su gente hace que el sentimiento de confort invada al visitante, al tiempo que sus costumbres los encandilan en un escenario donde sus increíbles vistas al atardecer, a duras penas pueden ser expresadas en palabras. El distrito de Amantaní conmemora este año las Bodas de Oro de su creación, y para celebrarlo a lo grande, darán la bienvenida a los aventureros de la Ruta Inka 2015, quienes se adentrarán a este lugar mágico, ataviados con las ropas típicas de los lugareños, para una fiesta memorable que dejará una mella en sus corazones con el fin último de que nuestros expedicionarios se lleven como lección, el valor de lo tierno y sencillo. Será el 12 de julio próximo, tal como lo coordinó Ilsse Bedoya, una de las representantes de Ruta Inka en la región Puno   Ver más