Luego de cumplir actividades humanitarias y jornadas de fecundo intercambio cultural, nuestros aventureros se darán el último abrazo de despedida con sus amigos ecuatorianos para luego adentrarse al Perú, con el paso firme de los grandes chasquis o correos incas… En las primeras horas del 11 de julio próximo, atravesarán aquel puente de integración “La Balsa” que une Ecuador y Perú, donde el Gobierno de Cajamarca los recibirá con un nutrido programa de cinco días, para que puedan zambullirse en lo más profundo de su historia, disfrutar de sus fiestas y tradiciones, deslumbrarse con sus maravillas naturales y luego ir al encuentro del jaguar, el tigrillo, el oso de anteojos, la nutria, el gato silvestre, el tapir de altura, el pilco y el gallito de las rocas, el Ave Nacional del Perú para más señas. En esta región, nuestros expedicionarios conocerán la suerte que corrió Atahualpa, el último soberano inca que el año 1533, fue ejecutado a pesar de haber pagado el rescate más colosal que registra la historia universal. Ver más