Luego de separar  de sus filas a varios expedicionarios con una conducta inaceptable, la Ruta Inka 2015 se ha visto en la necesidad de retornar a Bolivia. Es debido a que nuestra expedicionaria tunecina Mariem Mejri sigue varada en la ciudad de La Paz y está muy triste porque están dilatando innecesariamente el otorgamiento de la visa que le permita adentrarse en el Perú donde la aguardan numerosos pueblos para investirla como su Embajadora Honoraria ante la República de Túnez.  Cuando la expedición se despedía de La Paz, llamaron desde el consulado peruano informando que la visa estaba lista y que podía recogerla el viernes 9 de julio para que Mariem pudiera alcanzarnos en Puno (Perú) al día siguiente.  En vista de esta inexplicable demora, los directivos de Ruta Inka, además de hacer saber a los 130 Congresistas de la República sobre esta irregularidad, exigirán una explicación sobre este serio perjuicio. Ver más