Se dice que la música es sonoridad organizada; Rousseau lo definía como el arte de combinar los sonidos de una manera agradable al oído; otros dicen que es el arte del combinar bien los sonidos en el tiempo. Como sea, Ruta Inka reconoce que trascendió gracias a la música. Por su origen indígena fue acallada desde sus inicios y hasta la calificaron de inviable y sin ningún beneficio. Pero diversos artistas levantaron su voz difundiendo su convocatoria, sus sueños, sus destinos, su naturaleza, sus travesías, sus caminos, sus peticiones. En esta nueva etapa, Ruta Inka convoca a los artistas andinos que engrandecen nuestra cultura en el exterior, para que impulsen esta Embajada de Pueblos en el escenario internacional, hasta que sea declarada por la UNESCO, como programa de Interés Universal, para que trascienda las fronteras geográficas y temporales y se incorpore plena, activa y vivencialmente al patrimonio cultural de la humanidad. Los aventureros de la Ruta Inka 2013 que ya alistan mochilas para acudir al llamado de nuestros pueblos, serán protagonistas de esta fiesta en las alturas y bailarán en representación de sus países, al ritmo de la victoria. Escuchar música