Como es de dominio público, Ruta Inka nació con el siglo un 21 de junio. Pero como cualquier iniciativa de reivindicación indígena, fue azotada por numerosas instancias burocráticas con los látigos del escarnio, la indiferencia, la mezquindad y la discriminación. Pero un buen día, concretamente el 26 de mayo del 2004 , la Organización de Naciones Unidas decidió remitir un aliento de gran repercusión, propiciando que numerosos pueblos decidieran adoptar la Ruta Inka como su Embajada Cultural ante el mundo. Ahora, luego de que nuestras expediciones visitaran a nuestros pueblos indígenas en los parajes más recónditos de América Latina, creemos que ha llegado el momento de tocar las puertas de la ONU una vez más.Ver petición