La Ruta Inka es como la vida misma, llena de alegrías y emociones insospechadas, pero también de dificultades y adversidades. En el caso de Mariem Mejri, la representante de Túnez, hay emociones encontradas, porque luego de descender del avión que la trajo desde su lejano país, se dirigió al Salón de Banderas del Comando de las Fuerzas Armadas, donde tuvo lugar una conferencia de prensa. En declaraciones que concedió para la cadena Telemundo, expresó su gratitud al gobierno boliviano, en especial a la hospitalidad de sus Fuerzas Armadas. En seguida se encaminó al Consulado del Perú  y como primera medida le sugirieron que la visa para ingresar al Perú debe tramitarla en Marruecos y  Mariem derramó más de una lágrima. Es por ello que los organizadores se vieron en la necesidad de viajar al Perú donde la indignación se apoderó de diversas autoridades que están solicitando la intervención del congreso de la República. Ver más.