En la Ruta Inka surgen emociones insospechadas en cualquier momento. Cuando nuestros expedicionarios ascendían al santuario Intin Uyo (cerco del Dios Sol) por invitación de las autoridades del corredor Wiñay Marka, ni sabían lo que les esperaba. Cuando se desarrollaba la ceremonia de reconocimiento a nuestras expedicionarias como Huéspedes Ilustres de Ollaraya, los estudiantes de la orquesta  escolar del Colegio San Pedro de Unicachi, interpretaban un tema musical del afamado compositor Bill Conti (de la película Rocky II) que emocionó a los aventureros.  Es por ello que los organizadores invitaron a tres escolares integrantes de la mencionada orquesta para participar de las actividades programadas para el día siguiente. En las jornada ciclística organizada por la Municipalidad de Chuicuito Juli, Hugo, Javier y Juan, que son muy bien alimentados en la región con quinua y otros productos ancestrales, fueron los ganadores absolutos de la competencia, mientras que nuestros expedicionarios no pudieron llegar a la meta y tuvieron que ser auxiliadlos por camionetas que proporcionaron los funcionarios del municipio local. Trascendió que los mencionados escolares, serán premiados por dejar muy en alto el nombre de su colegio. Oído a la música

En la Ruta Inka surgen emociones insospechadas en cualquier momento. Cuando nuestros expedicionarios ascendían al santuario Intin Uyo (cerco del Dios Sol) por invitación de las autoridades del corredor Wiñay Marka, ni sabían lo que les esperaba. Cuando se desarrollaba la ceremonia de reconocimiento a nuestras expedicionarias como Huéspedes Ilustres de Ollaraya, los estudiantes de la orquesta  escolar del Colegio San Pedro de Unicachi, interpretaban un tema musical del afamado compositor Bill Conti (de la película Rocky II) que emocionó a los aventureros.  Es por ello que los organizadores invitaron a tres escolares integrantes de la mencionada orquesta para participar de las actividades programadas para el día siguiente. En las jornada ciclística organizada por la Municipalidad de Chuicuito Juli, Hugo, Javier y Juan, que son muy bien alimentados en la región con quinua y otros productos ancestrales, fueron los ganadores absolutos de la competencia, mientras que nuestros expedicionarios no pudieron llegar a la meta y tuvieron que ser auxiliadlos por camionetas que proporcionaron los funcionarios del municipio local. Trascendió que los mencionados escolares, serán premiados por dejar muy en alto el nombre de su colegio. Oído a la música