Embajada Cultural de Pueblos Milenarios

Atitlán: La Atlántida de los mayas

Es un prodigio que se empeña en gestionar su hermosura y sus misterios en capítulos para quien sabe leer en sus amaneceres.


El lago Atitlán, cuyo nombre maya significa “entre aguas”, tiene temperamento. El Xocomil es un viento que se produce generalmente a mediodía, cuando los vientos cálidos procedentes del sur chocan con las masas de aire frío que provienen del altiplano, formando remolinos que agitan las aguas del lago convirtiéndolas en olas muy fuertes que pueden hacer zozobrar las embarcaciones. Xocomil significa: El viento que recoge los pecados, por lo que nadie está exento.
El lago no tiene un desagüe visible y su fondo es un laberinto. Además, se dice que donde está el lago hubo una isla que fue el epicentro de la actividad maya en la época Preclásica (600 a. C. – 250 d. C). Una ciudad sumergida a la que se le ha llamado Samabaj que fue descubierta en el año 1996 por el guatemalteco Roberto Samayoa. La labor de expedición fue documentada por la arqueóloga Sonia Medrano, quien afirma que Samabaj fue un sitio ceremonial maya, ya que se observan monumentos y edificios con áreas públicas..
La Atlántida maya ha permanecido sumergida por siglos, y en esas profundidades están las evidencias de una cultura que descubrió el número cero antes que los árabes, y que sus saberes se hicieron mayores cuando aprendieron a mirar más allá de lo que dicen los ojos.

La historia y la piedra.

La historia y la piedra.

Crónica 2
Copán: La historia y la piedra.
Por Óscar Jara-Albán.

El Florido es el sitio fronterizo por donde se pasa de Guatemala a Honduras. Apenas un puñado de casetas al filo de la carretera que, a pesar de su nombre, a duras penas florecen.

Cada uno de los miembros de la Ruta Maya pasa la frontera, previo pago de 30 quetzales de tasa por servicios migratorios, para llegar a Copán el más importante sitio maya en lo que hoy es Honduras.
Copán (426 a 822 dC) no es famosa por tener los monumentos tan altos como en Tikal, lo es por tener las mejores obras de arte maya: esculturas en alto relieve y tridimensionales, el altar Q con los dieciséis reyes de la única dinastía que hizo grande a Copán o la famosa escalinata jeroglífica que cuenta peldaño a peldaño los eventos más importantes con despiadada sinceridad, escrita en piedra para que cualquier malentendido no se vaya esfumando en el tiempo.
La guacamaya sigue ejerciendo en los bosques aledaños como mensajera de los mayas con sus dioses, mientras al murciélago le han dejado la tarea de llevar la paquetería al inframundo. Entre tanto, la hechura de los tiempos va dejando ver su luz cuando la piedra ha decidido dejar de ser solitaria acampando a las afueras del tiempo.

 

 

Tiempo vivido (Escribe: David González)

DavudGonzalo de Rojas escribía allá por el año 1636 lo siguiente, refiriéndose alrenombrado mito de El Dorado: "En primer término, tenía que desplazarse al gran lago de Guatavita para efectuar ofrendas y sacrificios al demonio que la tribu adoraba como dios y señor. Durante la ceremonia que tenía lugar en el lago, construían una balsa de juncos que adornaban y decoraban con sus mejores bienes, colocando en ella cuatro braseros encendidos, en los que quemaban abundante moque - el incienso de estos nativos - y, también, resina y otras muchas esencias. El lago es grande y profundo, y por él puede navegar un buque de borda alta, cargado con infinidad de hombres y mujeres, ataviados con vistosas plumas, placas de oro y coronas de oro... Seguir leyendo

 

Tikal: El secreto de las voces

Imaginar es la parte más poética del ser humano, y más allá de donde alcanzan los sentidos se escucha el latido que habita en las selvas centroamericanas. También palpita en los que saben escuchar porque en nosotros están los que se han ido.
Los expedicionarios de la Ruta Maya llegamos a Tikal, la ciudad más grande del mundo maya, donde cuelgan los calendarios de esos hombres que hablaban con las estrellas, calendarios que ya no tienen la intención de marcar el tiempo sino que nos imploran vivirlo.

Tikal fue redescubierta en 1848 por Modesto Méndez, y fue la más grande de las ciudades mayas, ya que en sus 65 kilómetros cuadrados de extensión albergó a 120.000 habitantes, en lo que hoy es el territorio de Guatemala.

Tikal significa ubicada en la laguna, pero una interpretación más antigua dice que es el lugar donde hablan los espíritus. Desde sus plazas, palacios, pirámides, templos y altares todavía murmuran su sabiduría. Una compañera guatemalteca nos recomienda pedir permiso para adentrarnos en estos dominios. Luego de respirar el legado que se esparce por la selva dejamos los "selfies" atendiendo a ese otro idioma que no necesita palabras para darnos la bienvenida.

Pensamientos de un rutero (Escribe: José Saavedra)

 

José SaavedraEl 11 de agosto del 2009 un grupo de expedicionarios provenientes de distintos rincones del planeta llegaba finalmente a su destino propuesto: El Castillo de Ingapirka, Santuario del Joven Poderoso en Ecuador.Se alzaba frente a nuestros ojos un importante símbolo arqueológico que representa la grandeza del Imperio Inca. Entre los expedicionarios estaba yo, observando con ojos tristes el desenlace de nuestro viaje, triste porque me había acostumbrado al estilo de vida que llevaba por semanas, a la gente, al olor, al sabor de los platos. No quería separarme de aquella tierra por eso una parte mía se quebraba. Seguir leyendo

Leer más crónicas

Descargar Musica

Nombre:   Correo:     País:    Suscribirse   Cancelar    

Organización Ruta Inka

Somos una institución sin fines de lucro, inscrita en Partida N°11412391 de los Registros Públicos de Lima. Convocamos a estudiantes altruistas de todo el mundo para promocionar la herencia cultural y arqueológica de nuestros pueblos.

    

Contactos

Para mayor información de Ruta Inka, contáctese:
Lic. Rubén La Torre Valenzuela
Presidente de Embajada Cultural Ruta Inka
   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
Ruta 4, 3-28, Zona 4 (Contiguo a Dirección General de Migración)- Guatemala
Whatsapp (503) 2339 8000 whatsapp +503 79517010
Whatsapp- Cusco- Perú +51 991706560 - Wilfredo Pérez