Embajada Cultural de Pueblos Milenarios

Los Quilmes

Cada pueblo tiene sus motivos, justificados o no, para expandirse. Los incas en cuanto salieron de las fronteras de Cusco fueron conquistadores y lo lograron con ejércitos y con alianzas. Eran buenos en los dos frentes. Pero no por eso dejaron de ser combatidos por los pueblos a los que sometían. Hasta que llegó la cruz y las armaduras, y todos a doblar la rodilla. Y cuando se obliga a mirar al suelo se deja de mirar a las estrellas. Los incas para conformar su imperio tuvieron como sustrato culturas milenarias, y el esplendor del conocimiento acumulado era aprovechado.

Los quechuas aportaban progreso en agricultura, construcción y organización, pero incorporaban rápidamente los avances locales, las técnicas y los materiales que encontraban. En lo que hoy es Argentina, los incas buscaban el cobre, no el oro, porque era un material de buena calidad para hacer instrumentos, utensillos, joyas y adornos. Hay moldes de cerámica que utilizaban para la fundición de este metal. Antes que los incas, quienes habitaban los Valles Calchaquíes eran los diaguitas. Entre ellos se destacan la etnia de los quilmes. No se sabe exactamente su origen, aunque todo apunta que son originarios de las regiones fronterizas con Chile. Arnaldo Vargas, responsable del Museo Eric Boman, apunta al origen araucano de los quilmes. Los quilmes fueron guerreros que combatieron sesenta años a los incas, y que arrinconados, encontraron en la provincia de Tucumán un emplazamiento desde donde resistieron a todo tipo de invasores. Hasta ciento veinte años hicieron frente a los españoles, y se convirtieron en leyenda. En la Ciudad Sagrada de los Quilmes se encuentra las ruinas de la ciudadela donde llegaron a habitar ocho mil personas. Son casas construidas bajo el nivel del suelo, para evitar el frío, con paredes de pirka (Anchas paredes de piedras sobrepuestas en los dos costados, rellenas en medio de tierra y arena), que servían de estructura y también de sendero que comunicaba a la ciudadela. Los quilmes resistieron tanto tiempo, que cuando finalmente fueron doblegados por los españoles, se tomaron prisioneros a mil novecientos personas, y en castigo, fueron llevados a pie hasta Buenos Aires. Solo sobrevivieron trecientos. Allí les ubicaron, desarraigados, en una localidad cercana a la capital Argentina, que lleva su nombre. Como toda leyenda, la de los quilmes ha quedado como ejemplo de sacrificio y resistencia, que se va destiñendo con el tiempo. Si su nombre tiene vigencia es como marca de una conocida cerveza, que como no podía ser de otra manera, no recuerda a las comunidades originarias, sino que auspicia a un popular equipo de fútbol porteño. (Óscar Jara Albán - Ruta Inka 2016)

Descargar Musica

Nombre:   Correo:     País:    Suscribirse   Cancelar    

Organización Ruta Inka

Somos una institución sin fines de lucro, inscrita en Partida N°11412391 de los Registros Públicos de Lima. Convocamos a estudiantes altruistas de todo el mundo para promocionar la herencia cultural y arqueológica de nuestros pueblos.

    

Contactos

Para mayor información de Ruta Inka, contactese:
 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Calle Sacsayhuaman - H-15 - Urb. Manuel Prado- Huanchaq- Cusco - Perú
whatsapp +(503)  7951 7010 // 991-706560